Historia Salud Ciencia Tecnología

26 de Noviembre día del Himno Nacional del Ecuador

Este 26 de noviembre se conmemora el día del Himno Nacional de la República del Ecuador, cuya letra fue escrita por el famoso poeta y novelista ambateño Juan León Mera (1831-1894) y la música la compuso Antonio Neumane (1832-1871) de origen francés.

La letra del Himno Nacional fue escrita el 14 de noviembre de 1865. El Gobierno de Galo Plaza y siendo ministro de Educación Gustavo Darquea, mediante decreto legislativo firmado el 29 de septiembre de 1948, se oficializa el Himno Nacional y se publica en el Registro Oficial No. 68 de 23 de noviembre de 1948.

En 1965, la Junta Militar de Gobierno, mediante decreto 2630, firmado el 24 de noviembre, fija el 26 de cada año como día del Himno Nacional, estableciendo la obligación de iniciar actos cívicos, deportivos, culturales y científicos con el Himno Nacional, además de desarrollar actos especiales en los centros educativos.

Desde entonces pasó a celebrarse todos los años el 26 de noviembre con el propósito de enaltecer las glorias y motivar al pueblo hacia la práctica cívica cotidiana que genere optimismo, valor y lealtad hacia nuestra Patria.



Antes de instaurarse en forma definitiva nuestro Himno, pasó por algunas dificultades, ya en 1830 el poeta guayaquileño José Joaquín de Olmedo escribió una “Canción Nacional” (un coro y cuatro estrofas) en homenaje al naciente Estado ecuatoriano, sin embargo no fue musicalizada y no tuvo difusión.

Un himno con título de Canción Ecuatoriana (seis estrofas) se publicó en la Gaceta del Gobierno del Ecuador No. 125 del 28 de diciembre de 1833. El trabajo señala 1830 como el año de su creación, pero la mayoría de los cronistas no le presta total atención por ser de un autor anónimo.

Una Canción Nacional (coro y cinco estrofas) aparece incluida en el folleto Poesías del General Flores en su retiro de La Elvira, que publicó la Imprenta del Gobierno en 1838. En edición posterior presenta cambios en su tercera estrofa. Aún así, para los historiadores es la segunda Canción Nacional que se conoce.

El músico argentino, Juan José Allende, que colaboraba con el Ejército del Ecuador, presenta al Congreso Nacional un proyecto de musicalización de la letra del Dr. José Joaquín de Olmedo en 1865, pero aquello no tuvo la suficiente acogida.


Imagen: Antonio Neumane / Juan León Mera

En el mes noviembre, por pedido del presidente del Senado, Dr. Nicolás Espinosa, el poeta ambateño Juan León Mera Martínez, cuando ejercía como  secretario de dicha función del Estado, escribe y entrega la letra del Himno Nacional, que luego de ser conocida por los congresistas es enviada a Guayaquil para que el maestro Antonio Neumane ponga música.

El 16 de enero de 1866 se publica la versión completa de la letra de Juan León Mera en el semanario quiteño El Sud Americano.

Entre 1947 y 1948, el José Miguel García Moreno, ministro de Educación del gobierno de Carlos Julio Arosemena Tola, comisiona al religioso jesuita Aurelio Espinosa Pólit y a Juan León Mera Iturralde, hijo del bardo tungurahuense, para que estudien y cotejen las versiones que se conocían. Y ya en el gobierno de Plaza Lasso se publicó el Registro Oficial, además de declararse al mismo tiempo su intangibilidad.

El Himno Nacional, reúne las más sentidas características de la Patria y los más positivos ideales del pueblo. Es obligación sagrada de todo ecuatoriano sentir al Himno Nacional, cantarlo con unción patriótica, enorgullecerse de él, comportarse con fe cívica mientras canta o escucha, proyectarlo en horas de dolor, de alegría, transformación y reivindicaciones sociales; y glorificando con el trabajo diario para, cantándolo, cuidar nuestro Patrimonio Nacional.




Letra: Juan León Mera, 1865

Música: Antonio Neumane, 1866

Adoptado: 1948

CORO


¡Salve o Patria, mil veces! ¡Oh Patria!

¡gloria a tí! Ya tu pecho rebosa

gozo y paz, y tu frente radiosa

mas que el sol contemplamos lucir


ESTROFAS


I

Indignados tus hijos del yugo

que te impuso la iberica audacia,

de la injusta y horrenda desgracia

que pesaba fatal sobre tí,

santa voz a los cielos alzaron,

voz de noble y sin par juramento

de vengarte del monstruo sangriento,

de romper ese yugo servil.


II

Los primeros los hijos del suelo

que, soberbio, el Pichincha decora

te aclamaron por siempre señora

y vertieron su sangre por ti.

Dios miró y aceptó el holocausto,

y esa sangre fue germen fecundo

de otros héroes, que atónito el mundo,

vio en tu torno a millares surgir.

III

De estos héroes al brazo de hierro

nada tuvo invencible la tierra,

y del valle a la altísima sierra

se escuchaba el fragor de la lid;

tras la lid la victoria volaba,

libertad tras el triunfo venía,

y al leon destrozado se oía

de impotencia y despecho rugir.


IV

Cedió al fin a fiereza española,

y hoy, oh Patria, tu libre existencia

es la noble y magnífica herencia

que nos dió, el heroismo felíz;

de las manos paternas la hubimos;

nadie intente arrancárnosla ahora,

ni nuestra ira excitar vengadora

quiera, necio o audaz, contra sí.

V

Nadie, oh Patria, no intente. Las sombras

de tus héroes gloriosos nos miran

y el valor y el orgullo que inspiran

son augurios de triunfos por ti.

Venga el hierro y el plomo fulmíneo,

que a la idea de guerra, y venganza

se despierta la heroica pujanza

que hizo al fiero español sucumbir.

VI

Y si nuevas cadenas prepara

la injusticia de bárbara suerte,

¡gran Pichincha! prevén tú la muerte

de la Patria y sus hijos al fin:

hunde al punto en tus hondas extrañas

cuanto existe en tu tierra: el tirano

huelle sólo cenizas y en vano

busque rastro de sér junto a ti.





Himno Nacional del Ecuador (cantado en actos oficiales)


CORO:

¡Salve oh Patria, mil veces!

¡Oh Patria! ¡gloria a ti! ¡gloria a ti!

Y a tu pecho, tu pecho rebosa.

Gozo y paz, ya tu pecho rebosa;

y tu frente, tu frente radiosa,

más que el sol contemplamos lucir.

(bis)

ESTROFA

Los primeros los hijos del suelo

que, soberbio, el Pichincha decora

te aclamaron por siempre señora

y vertieron su sangre por ti.

Dios miró y aceptó el holacausto,

y esa sangre fue germen fecundo

de otros héroes, que atónito el mundo,

vio en tu torno a millares surgir.

(bis)

CORO

Algo particular que quiero compartirles es lo siguiente, hace poco se presentó en Quito, el grupo de Rock Clásico Deep Purple, y en un solo de piano de Don Airey, interpretó una canción de las fiestas de Quito como es En el Santo del Quintana, pero también el Himno Nacional. Muchos de los asistentes aplaudieron no solo la interpretación, sino del detalle, que como muy pocos músicos profesionales, sobre todo en este género, lo hacen...



Alejandro Ochoa con información de Libro Vibraciones del Tiempo de Oswaldo Rivera y Efemerides.com
Compártelo en Google Plus

About JOEJHOLAUS

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment